Ubicado en la Isla de Faro, en Alejandría, Egipto.

El faro más famoso de la antigüedad,  tenía  una altura de 130 metros de alto, ubicado en la entrada del puerto más grande del Imperio Romano.

Construido por Sóstratos de Knidos entre el 299 y el 288 a. de C., sirvió en un comienzo como marca de navegación. El objetivo era servir como punto de referencia al puerto  y utilizarlo como faro.

Era una gran torre sobre la que una hoguera marcaba la posición de la ciudad a los navegantes.

Fue identificada como una de las siete maravillas del mundo.

Su estructura tenía una forma octogonal y estaba construido con bloques de mármol ensamblados con plomo fundido. En la parte más alta tenía un gran espejo metálico que reflejaba la luz del sol durante el día, y por la noche proyectaba la luminosidad visible desde 40 km de distancia.

Fue destruido por dos importantes terremotos (año 1303 y 1323)


   

Considerado una de las siete maravillas del mundo antiguo.

Ubicado en el mar Egeo,  entre Creta y Asia Menor, se encuentra un archipiélago donde se destaca la isla de Rodas, importante centro comercial.

Eregido en el año 290 a. de C.,  en honor al dios del Sol, Helio, y a la victoria de la batalla que comando Alejandro Magano contra Demetrio.

Su construcción llevó una duración de 12 años y fue realizada por Cares de Lindos.

Tenía una altura de unos 40 metros y consistía en una estatua de bronce con la forma de un joven atlético que tenía las piernas separadas,  lo que permitía el acceso de los barcos al puerto por debajo de ellas, su interior estaba relleno de ladrillos hasta la cintura y la parte superior era hueca  con una escalera que llegaba a la torre, colocada en la cabeza.

Por las noches se encendían  antorchas dando luminosidad a sus ojos  que  servían  de faro a los navegantes.

80 años más tarde fue destruido por un terremoto, cayendo así al mar su estructura completa, sus habitantes deciden dejar sus restos sumergidos por más de 900 años hasta que luego los musulmanes se adueñaron de su bronce como botín.


 

Ubicado en la Coruña, España.

La torre de Hércules es patrimonio de la Humanidad.
Fue construida por los romanos como un faro de navegación en el siglo II d. C.

Tiene una altura de 68 metros, es el único y más antiguo faro romano en funcionamiento del mundo.
La torre tenía la base cuadrada; su fachada era un muro de piedra con dos puertas en la parte baja y ventanas asimétricas que la recorren hasta el piso superior.

En su interior conservaba la vieja estructura romana, pero con escaleras de madera que pertenecían a la restauración de edificio.

Quedó en ruinas desde finales del Imperio Romano.
El período siguiente se convirtió en un capítulo oscuro de la historia de los faros que  quedaron abandonados por causa del declive del comercio y la navegación.

La fachada actual de la torre se debe a una remodelación que tuvo en la era neoclásica del siglo XVIII.

 
 

Ubicado en Boulogne Sur Mer, Francia.

Se erigió en el año 44. Era una torre triunfal, la tour d’Ordre, construida por el emperador Calígula, con un faro en su parte superior, como monumento a la conquista de Francia.

Se trataba de un monumento falso, creado con la única idea de corromper la historia y mostrar al mundo su falso poderío.

Esta torre también sirvió de defensa, sufrió serios daños en el  año 811 de la mano los vikingos y fue restaurada con grandes esfuerzos, por el emperador Carlomagno.

Finalmente, en 1644, cayó al mar.


 

En 1543 se construyó en Génova un faro conocido como el Capo di Faro y apodado Lanterna.

Con una altura de 76 metros fue el más alto del mundo hasta 1902, cuando se construyó el faro francés de Ile Vierge, de 83 metros de altura.

Formaba parte de la defensa de Génova, era de planta cuadrada, con una terraza en el medio sostenida por frisos de dobles saledizos.


 

LA NAVEGACIÓN CON NIEBLA
Hacia 1900, no existían avances técnicos para mejorar la visibilidad en los días de niebla. La única opción que se conocía era la de transmitir sonidos, método que se venía utilizando desde la antigüedad.
En el transcurso del siglo XIX se desarrollaron muchos tipos diferentes de señales sonoras, pero estas eras una ayuda muy limitada  debido a que la niebla amortigua la radiación sonora lo que hace imposible determinar la distancia o la dirección de la fuente. Por esta razón fue un gran cambio cuando durante la primera guerra mundial, los barcos comenzaron a comunicarse entre ellos y con los faros por radio. Una vez que se comenzó a utilizar la electricidad en los faros, esta permitió emitir señales sonoras mucho más potentes.
En distancias cortas, desde la existencia de los faros, se han utilizado distintas clases de señales sonoras (silbidos, percusión, dispositivos, cuernos).
Los primeros buques contaban con campanas para la niebla.
Alrededor del 1800, comenzaron a utilizarse campanas, gongs, cohetes, disparo de cañón y detonaciones. A partir de 1850, se instalaron en los faros mecanismos de percusión que funcionaban por vapor o aire comprimido.
En Inglaterra, luego de varios intentos con silbatos y cuernos accionados por vapor, eligieron una sirena de vapor en 1862. El vapor pasaba perpendicularmente por dos discos perforados, uno giratorio y otro fijo, y de esta manera producía un sonido cuyo tono estaba directamente relacionado con la velocidad de rotación.
La sirena, inventada en Suecia, fue introducida en 1920. Esta contaba con una membrana metálica vibradora para producir sonido.
En 1903, se creó en Canadá el diáfono, el cual actuaba como una sirena pero poseía pistones y cilindros perforados en vez de discos.
En 1923, Estados Unidos creó una válvula de niebla con el propósito de automatizar las señales de niebla y evitar su funcionamiento en tiempo despejado.
Actualmente se utilizan detectores de niebla electro-ópticos, los cuales miden la cantidad reflejada de una señal infrarroja transmitida, lo que da a conocer las condiciones de visibilidad.

RADIOGONIOMETRÍA
Es un sistema electrónico capaz de determinar la dirección de procedencia de una señal de radio .Se basa en una antena directiva que explora el horizonte buscando una cierta señal.
Durante la primera guerra mundial, se construyó, en Francia, la primera estación de radiogoniometría y a partir de ese momento, los barcos comenzaron a utilizar este equipo para determinar la dirección a un transmisor. Esta técnica fue adoptada más tarde por la navegación civil.
Se instalaron entonces estaciones en los faros, con el propósito de orientar a los barcos cuando estos lo requerían. Un barco podía determinar su posición mediante la utilización de las marcaciones de dos o tres estaciones de radiogoniometría.

NAUTÓFONO
En los años veinte, se inventó en Alemania, el nautófono. Este es un aparato de señal de niebla que se acciona con electricidad, y que consta de una membrana que vibra con electroimanes.
Otros métodos modernos para crear señales sonoras están basados en el principio del altavoz electrodinámico. Sin embargo, ya casi ni se utiliza la señalización de niebla en los faros en la actualidad, debido a que el sonido es molesto y a que es difícil determinar la dirección de la fuente del sonido en la niebla.

RADIOFARO
Este sistema consistía en transmisores que enviaban una señal de identificación en código morse desde distintos faros y buques faro. Los barcos disponían de un receptor de radio con una antena giratoria lo cual les permitía determinar las direcciones de esos faros.
El primer radiofaro fue establecido en 1921 en el buque faro Ambrose, en la entrada del puerto de New York.

LOS BUQUES FARO
Los buques faro se ubican generalmente lejos de tierra para asistir a las naves con la navegación  en el mar.
Algunos buques faro operan como puntos de acercamiento en las entradas mientras que otros, ubicados en canales estrechos, tienen el mismo objetivo que las luces de dirección.
Por lo general, están pintados de rojo, con el nombre de la estación luminosa en letras blancas a ambos lados, babor y estribor.

En la actualidad, por causa de graves problemas operacionales,  se ha sustituido a la mayoría de los buques faro por grandes faros fijados al fondo del mar.
 
 
Powered by Reduam