Innumerable cantidad de naufragios ocurrieron en las costas del Río de la Plata y el Océano Atlántico. Este panorama oscuro, sumado a la presión de marinos y comerciantes hizo que la Corona Española decidiera en 1799, la construcción de un fanal en el Cerro de Montevideo, primera luz que iluminara las costas del Río de la Plata y una de las primeras de América.

Pero debieron transcurrir 180 años hasta llegar al actual sistema de faros en las sinuosas costas del Uruguay y así determinar un rumbo marino custodiado por el alcance lumínico de cada torre.

Muchos de estos faros eran enclaves remotos, agrestes, rodeados de dunas y de muy difícil acceso. Los fareros y sus familias fueron en muchos casos sus primeros pobladores y junto a ellos con actividades relacionadas al mar, la pesca, etc. esto produjo años mas tarde la transformación en ciudades o balnearios de características únicas.

A continuación se describe cada uno de los faros con sus características e imágenes.

   
 
Powered by Reduam